Entendiendo las proyecciones en SIG

Hoy el artista invitado es LA PROYECCIÓN que empleamos en nuestros mapas. Ese desconocido concepto que todo autodidacta e incluso didacta tiende a ignorar sin saber las nefastas consecuencias que va a tener cuando termine su mapa si no pone el interés apropiado. Si te has metido en el mundo del SIG ignorando lo que es una proyección, presta atención. Si aún no has tenido problemas… tranquil@, ya pasarás en algún momento por aquí para intentar solucionar tu problema y te darás cuenta de que no es tan sencillo como crees 🙂

Las proyecciones es uno de los huesos más duros de roer. Si algo tengo comprobado es que, por mucha autoformación en SIG a la que recurre la gente, siempre ignoran la parte de los Sistemas de Referencia, las proyecciones, datums y todas esas palabrejas que no terminan de calar en nuestra estructura mental cuando hacemos un mapa. Y eso, por suerte o por desgracia, es la base de los SIG. Si lo hemos ignorado hasta ahora podríamos decir que no sabemos de SIG. Veamos con detenimiento, a un nivel muy básico y paso a paso lo que implica la palabra “proyección”.

Para entender de manera rápida la base de las proyecciones basta con entender un sencillo concepto. La Tierra es redonda, el mapa que yo hago es plano. Por tanto, ¿qué ha pasado entre medias?, ¿cómo se han transformado unos datos esféricos en unos datos planos? Ahí está la esencia de las proyecciones. Para poder transferir la información cartográfica de un entorno esférico a un entorno plano es necesario llevar a cabo unas transformaciones que harán que los límites de las ciudades, las formas de los continentes o los perímetros de los bosques se deformen. De ahí que existan mapas tan diferentes entre sí.

Mapa de Peter
Mapa de Peter

Todo parte del momento en el que intentamos pasar esa información esférica a un plano. Para ello existen diversas formas de transferir la información. De una manera sencilla podemos imaginarnos una esfera terrestre que proyecta imágenes como el cine. La pantalla donde se proyecta es nuestro mapa en forma de papel. Podremos, por ejemplo enrollar la tierra en un cilindro de papel. El ecuador de la Tierra será la parte que entre en contacto con el papel. Es aquí cuando empieza el proceso de proyección. En lugar de proyectar películas, la Tierra, proyecta la información de la superficie terrestre sobre el papel en forma de cilindro. La proyección de la información sobre el perímetro terrestre (zona de contacto entre la Tierra y el cilindro de papel) será la que menor deformación sufra mientras que, a medida que ascendemos hacia los polos la información se irá deformando. Si la zona de contacto no es el ecuador sino los polos obtendremos otra deformación diferente. Y si en lugar de enrollar a la Tierra en un cilindro lo hacemos en un cono o simplemente acercamos un papel plano a la Tierra obtendremos diversas deformaciones que harán que las imágenes de nuestro mapa se vean de manera diferente. Aquí podemos ver algunos ejemplos con muy buena didáctica planteados por la Junta de Andalucía.

proyeccion cilindrica
Proyección cilíndrica
proyeccion conica
Proyección cónica
proyeccion plana
Proyección plana o cenital

Este proceso de proyección hace que, en función del tipo de estrategia que utilicemos se visualicen las cosas con diferente deformación. Por tanto, los mapas que se generan terminan presentando un aspecto completamente diferente. Existen infinidad de maneras en las que proyectar nuestra información y, como resultado, diferentes maneras en las que visualizar los datos.

La cartografía proyectada puede sufrir secundarias proyecciones, es lo que en el mundo de los SIG recibe el nombre de reproyección. Esta condición implica una nueva deformación de los límites de nuestra cartografía haciendo que se adapten mejor o peor a la zona territorial en la que estamos trabajando. Proyecciones cilíndricas, empleando el ecuador como referencia harán que se representen más fielmente las partes centrales de los continentes frente a proyecciones, por ejemplo, de tipo cenital, que harán que se representen mejor las zonas terrestres de los polos como muestra el siguiente mapa de Mercator.

proyecciones de Mercator plana

De ahí que cada zona de la Tierra utilice un tipo de proyección u otro con el fin de representar más fielmente los datos de su territorio sobre un mapa. Para ver un ejemplo más gráfico podemos ver, desde aquí, una forma interactiva en la que vemos cómo se deforman los objetos en función del tipo de proyección. Una forma gráfica y rápida que nos ayudará a entenderlo mucho mejor.

proyecciones

Una vez entendido este concepto llega el momento de saber qué ha pasado cuando hemos ignorado este concepto tan básico. Pues bien, si hemos visto que la proyección conlleva una deformación de los elementos, podremos empezar a entender que, los cálculos geométricos que realizamos sobre los mapas están condicionados por las proyecciones. El emplear una proyección equivocada hará que las cosas se deformen de una u otra manera y, por tanto, las distancias no sean las mismas, ni las coordenadas, superficies ni cualquier aspecto vinculado con los cálculos geométricos de nuestra cartografía. Una situación algo crítica si realmente nos importan los resultados de los mapas.

Vamos a intentar meter miedo al cuerpo para sufrir en nuestras carnes los resultados que hemos podido obtener ignorando las proyecciones. Si hemos utilizado una proyección incorrecta y la geometría empleada no es la correcta… ¿qué implicaciones tiene? Pues si la representación de tu parcela de estudio ha sido proyectada de manera incorrecta te podrás encontrar que la superficie no es la correcta. Por tanto, si decides percibir ayudas agrarias deberás tener en cuenta que igual te llega menos dinero del que debería si estás infravalorando tu superficie. Si has tomado coordenadas de puntos de muestreo podrás descubrir que al representarlos se encuentran desplazados bastantes metros de su lugar. O si has decidido calcular los kilómetros que has corrido en tu última maratón igual estás alardeando más de la cuenta y no has corrido tanta distancia como crees. Si quieres ver resultados tangibles de lo que ocurre cuando no utilizas bien una proyección y decides utilizar software cartográfico écha un ojo a